martes, 8 de diciembre de 2009

Por fin acabo la redacción de la Memoria

La historia de una masteranda va cerrando su ciclo. Hace unos días pude mandar la versión definitiva al tribunal de lectura. Han sido meses de intermitente pero intenso trabajo... En este momento de balance y de impasse hasta la presentación (prevista para el 8 de enero) es el momento de devolver la moneda a todos los que me han ayudado de más cerca o más lejos a la realización del trabajo.
Os incluyo aquí las dos páginas de agradecimientos de la Memoria. Pronto os daré más noticias de mis nuevos horizontes en Gabón.


AGRADECIMIENTOS

La realización de esta memoria ha sido posible gracias al apoyo, colaboración, orientación y amistad de muchas personas. La lista de nombres es más larga de los que puedo mencionar aquí, sin embargo algunos pagos son obligatorios.
Mi primer agradecimiento no puede corresponder a otra persona que a la doctora Cristina Ballesteros, la que ha seguido más de cerca este tortuoso camino a lo largo de todos los altibajos y quien ha cumplido concienzudamente su labor constante de ánimo, apoyo, revisión y orientación.
Muy especialmente doy las gracias a todos los alumnos mauritanos, sobre todo a los que se prestaron a colaborar conmigo desinteresadamente, a todos los que han ido siguiendo mis vicisitudes con paciencia del Practicum, la Memoria, etc. Muy especialmente a los que me han prestado constantemente su inestimable ayuda y a los que han confiado ciegamente en mí. No puedo dejar de nombrar a Meimuna, Lemine, Mohameden, Mustafa, Abu, Abidine, Tijani, Fadel, Mohamed. Gracias a todos los alumnos, de los que he aprendido tanto.
También agradezco todas las enseñanzas de los sabios profesores del Máster, especialmente a Vicenta González, por su calidez humana, y a Begoña Montmany, por compartir con nosotros su gran talento, que tanto admiro.
También a los compañeros de Máster, de este auténtico viaje, en especial a Jaume Batlle y Guillermo Gómez, por sus alientos incansables a través de Internet. También recuerdo a muchos otros compañeros como Pablo Postigo, Carlos Jasso, David Vidal, Cristina Guasch, Antonio Horta, Mònica, Marcela, Concha y tantos otros.
A todos mis buenos amigos, tanto los que desde hace años siguen ahí, dándome cariño constante y generoso desde la distancia a través de esta mi existencia nómada, tanto los que aparecen y reaparecen en mi vida: Mª Àngels Custal y Francesc Prat (muy especialmente por su gran ayuda en imprimir las copias de esta memoria), Anna, Mireia, Laura, Irene, Georgina, David, Jean-François, Laure, Thomas, Beatriz, Núria, Raquel…
Y especialmente recuerdo ahora los que más cerca de mí han estado estos meses de trabajo en Mauritania, entre ellos Carlos y mis tres Carlas: esta memoria lleva vuestra impronta; también los muy buenos amigos que me han rodeado (Ángel, Gara, Angelique, Alberto, Ricardo, Maria Amparo, Sonsoles) y a todos mis amigos mauritanos. A las dos antropólogas que me han ayudado con sus consejos, Marta y Francesca; desde aquí os transmito mi admiración por seguir investigando pese a las dificultades en Mauritania. También a Miguel, por haber compartido las preocupaciones y fatigas del oficio.
A mis recién conocidos alumnos actuales en Gabón, que me estimulan a seguir mejorando. A todas las personas que están cerca de mí en esta última etapa de trabajo. A los profesores y personal de la Ecôle Normale Supérieure de Libreville que me han acogido y que me han ayudado en mi sinfín de problemas técnicos. A mis nuevos amigos de Gabón.
Y por último, la deuda más grande corresponde a mis padres: gracias a su confianza, ayuda, generosidad, apoyo y comprensión, todo esto es posible.

Gracias una vez más a todos por la amistad generosa, confianza, comprensión.

2 comentarios:

Anna dijo...

Gràcies per la part q em toca!!!!!

Molts petons i fins ben aviat!

Anna

Guillermo Gómez dijo...

Muchas gracias a ti, Minerva. Yo estoy también en la última semana de redacción antes de entregar la versión definitiva. Me gustaría mucho poder asistir a tu defensa, pero me va a ser imposible. De todas formas, me gustaría poder leer después tu memoria. Ya nos avisarás si la cuelgan online.
Un fuerte abrazo y muchos ánimos para la defensa.